Calle Barroso. El mecenazgo de un hombre al que le gustaban los números y el urbanismo. (III)

Salvador Barroso era un hombre al que le gustaban los números y el urbanismo. Fue decano del Colegio de Abogados e intervino activamente en las reformas de ampliación de las calles adyacentes a la Catedral y el Palacio del Obispo en 1833. Sigue leyendo