RESPETEN LAS PLANTAS ¡PERO NO TANTO…!

Los que habitamos la ciudad nos sentimos orgullosos de nuestro Parque pero paseamos  poco por él. Mantenemos un respeto cortés y apreciativo pero con poco roce. Recorrerlo fue moda en la primera mitad  del siglo XX. Actualmente son otras las zonas a las que nos gusta acudir en busca de un ocio más novedoso. Sigue leyendo

Anuncios

Paseo nº 4 del Callejero ilustrado. El parque tiene el corazón partío.

20171011_112301

Glorieta de D. Modesto Laza. Parque de Málaga

Tiene vocación de parque pero se asemeja más a un hermoso jardín entre arterias con mucho tráfico que lo atraviesan uniendo las zonas este y oeste de la ciudad. Sigue leyendo

Toma posesión del lugar en el que vives

Jacek Yerka

Jacek Yerka

El mejor lugar donde un anciano puede vivir, salvo excepciones, es en su casa. Desplazarlo y extrañarlo por un cambio de residencia, no suele tener buenas consecuencias sobre la percepción de su salud. Sigue leyendo

“Conocer y convivir en el barrio es un entrenamiento cognitivo muy conveniente”

mayores-andres-flores

Fotografía de Andrés Flores Alés


Entrenar las capacidades de atención y concentración es posible, utilizando el barrio como texto, pretexto y contexto. Salir a la calle y moverse por el lugar en que vive la persona mayor, satisface las necesidades del día a día y le permite elegir y recrearse en actividades que mantiene desde hace mucho tiempo o que acaba de descubrir. Sigue leyendo

“El barrio del Ensanche Heredia es algo más que un contenedor de personas”

david-hockney-mis-padres-1977

David Hockney. Mis padres 1977

El conocimiento de un lugar, en este caso el Ensanche Heredia de Málaga,  y la utilización de los diferentes espacios que en él encontramos,  son dos aliados valiosísimos para preservar la actividad funcional  y de la vida diaria de las personas mayores. Sigue leyendo

Mi casa tiene 3 habitaciones, 17 calles y 20 hectáreas

Hoy haré hincapié en por qué nuestro programa de envejecimiento activo en el propio barrio: Mi casa tiene 3 habitaciones, 17 calles y 20 hectáreas es una intervención psicoambiental. Para ello comentaré sobre la vinculación emocional con el barrio y la sostenibilidad ambiental que conlleva este proceso. Sigue leyendo